flex-next flex-prev icon-eight icon-facebook icon-five icon-four icon-mail icon-mute icon-nine icon-one icon-pause icon-play icon-seven icon-six icon-ten icon-three icon-twitter icon-two icon-vina icon-volume reactor

Concepto Enológico

Marcelo Papa buscaba llevar adelante un proyecto innovador y de gran calidad. Es así como comenzó a recorrer e investigar diversos valles de Chile, hasta encontrarse con el Valle del Limarí, un lugar con atributos excepcionales, ideal para lo que él estaba buscando.

La luminosidad, la camanchaca matutina, el frescor proveniente de las brisas del Océano Pacífico y los suelos ricos en arcillas rojas y base calcárea, permitieron que Marcelo diera vida al proyecto que el mismo bautizó como “Valle Mágico”.

Observando las cualidades del Valle del Limarí, Marcelo descubrió el alto potencial que aquellas variedades clásicas de la borgoña podían alcanzar en este lugar, dando como resultado vinos de calidad consistente y representativos de su origen. La atractiva zona y el sistema de cultivo en terraza propio de los Incas, darían un sello distintivo a Maycas del Limarí.

Marcelo Papa

Enólogo Jefe

Inició su trayectoria en Viña Concha y Toro en 1998, cuando se hizo cargo de la afamada línea Casillero del Diablo. Un año después, sumó a su trabajo otra de las líneas más importantes de la compañía, Marques de Casa Concha, a la que logró convertir en una marca consistente en cuanto a reconocimientos internacionales, superando siempre la barrera de los 90 puntos, en todas sus variedades. A fines de 1999 fue designado como enólogo jefe de la bodega Puente Alto.

La pasión en su trabajo definió un estilo distintivo en él y que ha impreso en todos los proyectos en los que ha participado. A juicio de la crítica internacional, su mayor logro profesional radica precisamente en este sello con que logra impregnar sus vinos.

La impronta de este enólogo marca también el proyecto super premium de Maycas del Limarí, viña que lidera desde su inicio, en 2005. Vinos únicos, de gran calidad y que han tenido una gran aceptación a nivel mundial.

Javier Villarroel

Enólogo

Enólogo de la Universidad Católica, ingresó a Concha y Toro en el año 2000. Hasta el 2005 trabajó con Enrique Tirado en la bodega de Puente Alto en la elaboración de Don Melchor, trasladándose en 2006 al Valle del Limarí para trabajar junto a Marcelo Papa en el proyecto de Maycas del Limarí.

Tras años viviendo en la proximidad de los viñedos y trabajar diariamente en los proyectos enológicos de Maycas del Limarí, han convertido a Javier en un apasionando del valle, y han hecho que la Viña sea para él parte esencial de su estilo de vida.

Pregúntale a los enólogos

Influencia inca

El Imperio Inca se extendía 5.000 km. desde Cuzco, en Perú, hacia el sur, a lo largo de la Cordillera de Los Andes. El Valle del Limarí pertenecía a lo que denominaban “Reino del Sur” y tenía una gran importancia debido a la extracción de minerales, como cobre, oro y piedras semi-preciosas (en especial la turquesa, considerada la piedra real), que ahí se realizaba.

La influencia de esta civilización aún se percibe en el Valle del Limarí. Las construcciones de piedra de río, propias de la arquitectura Inca, pueden ser encontradas al interior del valle.

En idioma quechua, Maycas significa “tierras cultivables” y, junto al concepto de Inti -o “el sol”-, fueron los pilares de esta cultura. Para determinar los tiempos agrícolas, los Incas crearon su famoso calendario solar, el cual ha trascendido hasta el día de hoy.

El packaging de las distintas líneas de Maycas del Limarí rinde tributo a esta poderosa civilización.